Cosiendo el recubrimiento de los estribos

IMG-20180920-WA0007
Detalle de las costuras hechas a mano.

Hace alrededor de un año me pidieron que instalara unos recubrimientos  de cuero  “stirrup caps” , en un par de estribos. No suelo hacer muchos, así que me acordé de que no tenía el utillaje que se usa para éste propósito en la máquina de coser grande, puesto que la máquina pequeña con la que hacía éste trabajo estaba estropeada. Una vieja y más que utilizada Tippmann Boss.

Entre que disponía de poco tiempo y que la empresa a la que pedí dicho utillaje no mostraba mucho interés, o no sabían de que les estaba hablando, decidí coser los recubrimientos de los estribos a mano.

Eran unos estribos muy buenos, así que pensé que merecían una costura a su altura, y la verdad es que desde entonces he decidido prescindir de dicho utillaje para la máquina de coser. Y es que en este caso tiene bastante sentido hacer las costuras a mano, puesto que el resultado final es mucho mejor y salta a la vista.

A diferencia de unos faldones donde se cose siguiendo  un canal de costura, en el caso de estos recubrimientos, la costura hecha a mano se hace sobre la línea que marca la tenaza cuando se junta y se pega las piezas de cuero que componen el recubrimiento, algo parecido a cuando se hace la costura de la cabeza de un cuerno. De ésta manera, las costuras quedan lo más cerca posible del estribo, mejorando el acabado, cosa que no ocurriría en éste caso si lo hiciera con la máquina de coser.

 

Anuncios

“…¿ Y si hacemos un asiento de reining como una McClellan ?….”

20180405_113615-2
Juan con su yegua “Flash” a punto de estrenar su nueva silla.

Fue hace unos 3 años, cuando el padre de Juan Araquistain me llamó y me dijo que quería hablar conmigo, que estaba muy preocupado, puesto que tras el desafortunado accidente de su hijo, el médico les había dicho que Juan no podría volver a montar a caballo y casi al unísono o quizás por una mezcla de intuición o telepatía, dijimos prácticamente al mismo tiempo “… ¿Y si hacemos una silla de reining, pero como una McClellan, con un agujero en medio?”… ¡Claro! me dijo, ¡por eso te llamo!

IMG_9482
Foto : Juan Araquistain

Y es que Juan Araquistain había sufrido un aparatoso accidente montando un potro que le supuso graves heridas y una lesión en la uretra que le impedía montar a caballo por la presión que recibe ésta durante la monta. Y sin querer menospreciar a nadie, no estamos hablando de un jinete cualquiera. Juan, a pesar de su corta edad, ya cuenta con diversos títulos en competiciones de reining y reined cow horse en España y precisamente ahora, mientras estoy escribiendo estas líneas, está camino de Italia hacia su primer Futurity con su espectacular yegua “Flash”.
Pero volviendo al principio, se trataba de hacer un prototipo de asiento con una silla usada  para ver si realmente la idea de hacer un agujero en una silla de reining era buena y permitiría a Juan volver a montar y entrenar caballos. Era el momento de decidir que silla nos serviría de prueba y quizás me equivoco pero, creo que con cierta resignación Juan decidió entregarme su silla de siempre, una “Billy Cook” para que procediera a desmontarla y vaciara el asiento. No fue fácil y como es lógico, debía tomar el máximo de precauciones añadiéndole un acolchado extra al asiento para que no notara molestias al montar que pudieran acarrearle en el futuro más problemas todavía.
Obtuvimos así un asiento atípico que dificultaba en exceso la monta convencional pero, le permitió volver a montar y entrenar caballos sin que ello afectara a su lesión. Tuvo que adaptarse a esa silla supongo, porque no le quedaba otra opción. Fue un experimento que si funcionaba derivaría en una nueva silla con unas características especiales.

20180404_194932-1
Y así fue, de hecho, con el tiempo Juan fue ganando confianza y obviamente me pidió una nueva silla en la que modificara el asiento para mejorar su monta. Cuando hicimos el experimento con la primera silla, el objetivo principal era poder volver a montar, competir y entrenar caballos, aunque con ciertas dificultades debido al grosor del acolchado que entonces necesitaba en el asiento. Ahora se trataba de hacer lo mismo, pero con grandes mejoras, mejoras que le permitieran continuar entrenando caballos y continuar compitiendo al más alto nivel, usando una silla con un asiento que le aportara las mismas sensaciones que una silla convencional de reining.

20180405_082557-1
Detalle de la unión de la horquilla y asiento.

Y éste es el resultado, una silla que he realizado siguiendo escrupulosamente las directrices que Juan me pidió, así como ciertos cambios que yo le propuse.
No ha sido un trabajo fácil, puesto que las características que debía tener el asiento son algo antagónicas a lo que es una silla convencional de reining y no me refiero solo al agujero, sino también al arco que marca el asiento.
Ha sido muy gratificante para mí ver que Juan realiza de nuevo sus maniobras de reining (spins, sliding stops…) como si nada hubiera pasado y es que si le veis montar un día seréis incapaces de ver nada extraño, al contrario, es un espectáculo verlo montar. Poco antes del accidente en una entrevista que le hizo la revista Hipica Catalana, le preguntaron ” Si no montaras, ¿Qué crees que estarías haciendo? y él lo remató con un “…no me imagino la vida sin montar. “

IMG_9466
Foto: Juan Araquistain

¡Gracias Juan! y a tu padre.

Fotos: del autor y Juan Araquistain

 

 

Un curioso utillaje nuevo para el taller / Un nouvel outil curieux pour l’atelier.

 

Hace unos días paseando con los perros por una zona boscosa, observé que “Fork”, el perro de más edad, que tiene ya unos diez años, topó con algo con lo que se entretenía de manera más obsesiva de lo normal, e incluso el ruido que producía ese objeto al ser roído por sus dientes emitía un sonido algo diferente al que me tiene acostumbrado , de modo que me aproximé a él, e hice una primera inspección de lo que  tenía en la boca.

Il y a quelques jours, alors que je marchais avec les chiens à travers une zone boisée, j’ai remarqué que “Fork”, le plus vieux chien, qui a déjà une dizaine d’années, est tombé sur quelque chose de plus obsessionnel que d’habitude. Le bruit produit par cet objet rongé par ses dents émettait un son quelque peu différent de celui auquel je suis habitué, je me suis donc approché  á lui et j’ai fait une première inspection de ce qu’il avait dans sa bouche.

No parecía un hueso ni una rama, así que me acerqué y no sin tomar mis precauciones, puesto que “Fork” es un excelente y cariñoso perro pero a veces saca su carácter…..de eso puede dar fe una veterinaria y su auxiliar que hace unos pocos años tuvieron graves problemas para poder anestesiarlo y proceder a limpiar y coser una grave herida que se hizo en la cabeza. Es su único defecto, ¡ no se deja curar !

Il ne ressemblait pas à un os ou à une branche, donc je m’en suis approché et non sans prendre mes précautions, car “Fork” est un chien excellent et affectueux mais parfois il sort son caractère ….. qui peut attester un vétérinaire et son auxiliaire qui, il y a quelques années, avait de sérieux problèmes pour pouvoir l’anesthésier et procéder au nettoyage et à la couture d’une grave blessure  qui avait été faite à la tête. C’est sa seule faute, il ne se laisse pas guérir!

IMG-20171201-WA0003

Una vez tuve en la mano dicho objeto vi rápidamente de lo que se trataba. “Fork” sin saberlo y sin darle tiempo a estropearlo, o a que se lesionara la dentadura, me obsequió con un buena herramienta para trabajar el cuero, una cuerna de corzo.

Une fois que j’ai eu cet objet dans ma main, j’ai rapidement vu de quoi il s’agissait. “Fork” sans le savoir et sans lui laisser le temps de le gâter, ou de se faire mal aux dents, il m’a donné un bon outil pour travailler le cuir, une corne de  chevreuil.

 

 

SILLA WADE 15″, 5/8th RIGGING POSITION

20170716_105214-1

En esta silla que acabo de realizar sobre un tree Warren Wright he instalado un Rigging algo diferente a lo que he hecho hasta ahora. Me explico.

En casi todas las sillas Wade que he fabricado, siempre me he movido entre la posición del Rigging 15/16th y alguna vez 3/4th, pero nunca hasta ahora había hecho un Flat Plate Rigging 5/8 th. En la mayoría de mis sillas Wade suelo moverme entre 15/16 th y 7/8th e incluso a veces un Full Position.

20170626_113229
Flat Plate Rigging 5/8th, las costuras que van por el interior de la anilla están hechas a mano para poder tener un mejor resultado.

La cuestión es que el cliente quería imperativamente un Rigging de este tipo, y después de debatir ampliamente los pros y contras, accedí a fabricarlo. Una de las ventajas, en mi opinión, de este Rigging tan centrado es que las fuerzas vectoriales están muy compensadas, lo que no ocurre por ejemplo en un caso extremo como en un Full Position. Como en muchas cosas, hay grandes detractores y defensores de este tipo de Rigging.

20170716_102611-1

Por otro lado, este tipo de Rigging creo que favorece y ayuda mucho a que la silla tenga unas proporciones muy equilibradas, la medida del asiento  también influye en eso.

20170716_104208-1
Detalle de los Buck Rolls y del Horn cap.

La silla está fabricada sobre un tree Warren Wright de 15″, cuero Hermann Oak 13/15 oz , Hebillas y conchos de HSB, acolchado de faldones con piel de cordero curtida al vegetal y unos Buck Rolls que los he rellenado con lana natural. Más adelante haré un post de como fabrico los Buck Rolls.

20170716_100314
Detalle de la lana de relleno y el registro.

Grazie mille Andrea!!

Lost/Found trees….(“Trees”Perdidos/Encontrados)

20170325_123727-1

El “tree” de esta silla, antes de llegar a su destino, pasó por Aduanas de Barajas después de un largo recorrido, desde más ni menos que las antípodas (Nueva Zelanda). Pero el Aviso Urgente para proceder con los requerimientos aduaneros,  como llevamos haciendo desde hace años, nunca llegó a su destino….Con lo que no contábamos es que ese Aviso Urgente fuera depositado por un empleado de correos de forma negligente en un buzón que no era nuestro, expirando el plazo para hacer dichos trámites….de hecho es que no disponemos de buzón, vamos regularmente a la oficina de Correos de Cervià de les Garrigues y allí  los empleados nos entregan normalmente los Avisos Urgentes en mano….Resultado : Los trees se devolvieron a origen no en avión, sino ¡En BARCO!

Creo recordar que los “Perdidos/Encontrados”  tardaron algo así como cuatro o cinco meses de viaje en llegar de vuelta a Nueva Zelanda. De hecho el remitente y treemaker Warren Wright ya había empezado a hacer los trámites para que el seguro se hiciera cargo pero, pocos días antes de que los diéramos por perdidos, aparecieron….Buff !!

Repetimos la operación. Los trees llegan una vez más a Barajas, etc, etc, ….con la diferencia que ésta vez, el empleado de Correos  nos entregó dicho Aviso Urgente en mano y así ésta vez pudimos proceder con el “ritual”.

Por supuesto que tuvimos que pagar otra vez los gastos de envío, y veremos si los podremos recuperar…….

 

 

 

“Strap”

20170211_091900

Desde hace unas pocas semanas, tenemos un nuevo amigo, “Strap”. Es un cachorro Border Collie de unos tres meses  que junto a nuestro otro perro “Fork”, esperamos que a parte de vigilar y avisarnos cuando se acerque alguien desconocido, nos acompañe en nuestras salidas a caballo. Por ahora se limita a dormir y roer trozos de cuero crudo.

PD: Gracias Rebe …!!